miércoles, abril 30, 2008

Escribir un libro, plantar un árbol, tener un blog

Libro o blog, libro y blog. Los libros son y seguirán siendo; son objetos tan útiles como las tazas y las cucharas. En los blogs desaparece la -molesta, a veces- figura del editor, ese que lidia con costos y ventas. El blog tiene distintos usos (pedagógicos, familiares, personales, narcisistas, etc.) y, en estos tiempos, es la gran alternativa que ofrece la tecnología para "autorizarse" y llegar a los lectores. Quien no pretende ser leído, que no publique: para eso están las gavetas y los archivos electrónicos personales.

3 comentarios:

  1. Qué chivos los ex-libris...

    ResponderEliminar
  2. Los felicito compañeros por su blog.Estoy suscrito a la lista de CAS-LASA y a través de ella me llegó la invitación para mirar éste. Yo recién me estoy metiendo en el cuento y se me ocurre que sería interesante que los que estamos en la lista y tengamos blog hiciéramos un directorio de los mismos. Saludos y éxito.

    ResponderEliminar
  3. Así mismo.
    Pero yo, como una tonta, insisto:
    Quiero un hijo.

    Para mientras, uno se queda con el blog, hay que cuidar al niño, que no sea feo, que no se enferme, que no dañe a nadie, y si lo dañan que no le duela. Que sea fuerte. Que sea muy guapo, y que lo queramos mucho.

    ResponderEliminar