miércoles, marzo 03, 2010

La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina

La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina, de Stieg Larsson
Destino (Planeta Mexicana), México, 2009.
______________________________

Stieg Larsson podría haberse ahorrado varios termos de café en su escritura nocturna de esta segunda novela de la trilogía Millenium. Complica y dilata demasiado el nudo de la narración, de manera que la tensión va mermando hasta cansar al lector (a esta lectora, al menos). Sin embargo, a 200 páginas del final, admito que terminaré de leerla aunque he perdido mucho el interés (MT).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada