miércoles, agosto 29, 2012

No “accese”, mejor “acceda”

María Tenorio

El 5 de marzo del año pasado La Prensa Gráfica tituló una breve nota así: “UES aperturará 350 cupos en matrícula 2011”. Tres de los nueve comentarios, dejados por los lectores, señalaban el error del que quiero hablar en esta columna: el de los verbos innecesarios. Como usted ya dedujo, no se dice “aperturará”. En español contamos con otro verbo que expresa lo mismo que “aperturar”: el verbo “abrir”.

El Diario de Hoy, en su versión en línea elsalvador.com, había usado también el verbo en cuestión en el 2006: “Aperturan un proyecto de 300 kioscos”. Los proyectos y los cupos no se “aperturan”, sino que se “abren”. Lo mismo ocurre con las cuentas de ahorros, por más que los bancos nos inviten a “aperturarlas”. La explicación que dan los lingüistas al surgimiento de ese verbo innecesario es la tendencia a formar verbos a partir de sustantivos: del nombre “apertura” se crea el verbo “aperturar”.

Esa tendencia no es mala en sí misma; es un mecanismo válido para crear palabras. Muchos verbos se han formado de esa manera. Uno de ellos es jardinear, construído a partir del sustantivo “jardín” y la terminación verbal “ar”, para referirnos a cuidar un jardín por placer. Otro es venadear, darle caza a una persona. Noten que cuando inventamos verbos usamos siempre la terminación “ar”. Hagan la prueba.

Ahora bien, inventar verbos equivalentes a otros que ya están ahí es innecesario y, por ello, no válido. Un principio básico con que opera la lengua es la economía. ¿Por qué duplicar sin necesidad? Me temo que, con casos como el de “aperturar” y los dos siguientes a que aludiré, hay un componente asociado con el prestigio de usar palabras que suenen técnicas y elevadas. “Abrir” parece demasiado simple.

Igual de simple suena “recibir”. Por eso muchos dicen “recepcionar”. Otra vez recurro a los matutinos con mayor circulación para los ejemplos. Según El Diario de Hoy, en el 2010, “el funcionario (...) dijo que (...) el dato "debe estar bastante alto", sumando los casos que recepcionan las oficinas de inmigración de Estados Unidos, las organizaciones no gubernamentales y los consulados salvadoreños”. La Prensa Gráfica, por su parte, refirió que “en una visita hecha este mediodía al lugar donde se recepcionan las solicitudes de revisión, el  procurador Luna manifestó su satisfacción”.    

Para cerrar con broche de oro quiero referirme al verbo con que titulé este texto: el popular e innecesario “accesar”. Su formación puede explicarse de dos maneras: una, a partir del sustantivo “acceso”, como los dos casos anteriores; dos, como un anglicismo o un calco del inglés “to access”. He escuchado este verbo no solo de boca de informáticos (señalados como sus inventores), sino también de profesionales de muy distintos campos. “Acceder” es el verbo del que disponemos en español para decir que entramos, que nos acercamos, que tenemos acceso. 

Así, cuando en La Prensa Gráfica leemos que “un grupo de tres norteamericanos accesan a una moderna oficina ubicada en uno de los portales ubicados frente al parque central de Suchitoto”, deberíamos haber leído que “un grupo de tres norteamericanos acceden a una moderna oficina”. En este caso también sería ideal que no se repitiera “ubicada”/”ubicados”. 

El ejemplo de El Diario de Hoy dice que “la entrada peatonal se ubicará en el mismo punto donde se accesa a la comunidad La Unión II”. Lo correcto sería decir que “la entrada peatonal se ubicará en el mismo punto donde se accede a la comunidad La Unión II”. Esta nota se refiere al parque Bicentenario que ¿se aperturó o se abrió? hace algunos meses y que, al día de hoy, habrá ¿recepcionado o recibido? a varios miles de visitantes. Escoja las opciones correctas. 

Ilustración: Stasys Eidrigevicius

7 comentarios:

  1. Anónimo8:02 a. m.

    Lamentablemente los periodicos de mayor circulacion en El Salvador ofrecen todos los dias un sinfin de horrores en el uso del idioma lo cual refleja la mala calidad de los jefes y equipos de redaccion quienes son los encargados de observar y corregir dichos horrores antes de que el periodico se imprima. Ellos son sin duda un reflejo de la falta de interes por mantener el uso correcto del Español que predomina actualmente en todos los ambitos de la sociedad salvadoreña.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:11 a. m.

    Actualmente la calidad de redaccion de los principales periodicos salvadoreños es malisima. Esto es sin duda el resultado de la falta de observaciones al respecto por parte de los lectores quienes seguramente no se dan cuenta o no les importa tal mediocre nivel de redaccion.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:17 p. m.

    Interesente e ulustrativa explicación. No vale la pena referirme a los exiguos conocimientos lingüísticos de los dos grandes diarios. Consideremos las notas informativas televisivas, ¡estoy harto de escuchar "a esta hora de la mañana","procesos sistemáticos" o "problemática"! Que nos puede decir sobre dichas muletillas?
    Atentos saludos
    Felipe Argueta

    ResponderEliminar
  4. Josealtazor1:45 p. m.

    Las tres primeras palabras de los comentarios anteriores acaban en "ente" :D y las primeras dos son adverbios. ¿Casualidad?

    ResponderEliminar
  5. Nadie, persona o institución, debería poner excusas para utilizar expresiones incorrectas en sus escritos. Por ejemplo, aunque no son los únicos que comenten errores, los profesionales y técnicos de disciplinas tecnológicas, alegan que en su carrera no es lo más importante. Todos deberíamos recordar que nuestra expresión verbal y escrita es una ventana a la calidad de los servicios que ofrecemos.
    Quiero pensar que, si somos muchos los que insistimos en estos temas, dejaremos de utilizar palabras y verbos inventados e incorrectos. Gracias, María, por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Hablando de errores de redacción, yo siempre juego a encontrarlos, si quieren jugar de esta manera les recomiendo esa bazofia llamada "Mas".

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:43 a. m.

    El idioma es la manifestacion verbal que une a un pueblo y lo identifica culturalmente. El uso apropiado de las palabras ya sea de manera escrita o hablada distingue el nivel academico de una sociedad. El pobre nivel que demuestra la sociedad salvadoreña actual en el uso del Castellano es un sintoma de la falta de calidad academica de muchas instituciones educativas publicas y privadas. Sin embargo, no deberia ser eso una excusa para no identificar y corregir los vicios individuales especialmente en el ambito profesional. Hoy en dia tenemos acceso a diccionarios en linea y corredores ortograficos que permiten aprender y practicar buenos habitos en el uso del idioma.

    ResponderEliminar