miércoles, junio 06, 2012

Libros: maravillas por venir



Miguel Huezo Mixco

Los libros no están desapareciendo. Al contrario, su familia se ha hecho más extensa. Los libros electrónicos son los parientes recién aterrizados. Pero hay más. A modo de ejemplo les contaré sobre las mutaciones que han experimentado las obras de Edgar Allan Poe, Octavio Paz, y de Stan Lee y Jack Kirby, publicados como programas informáticos (conocidos como “apps” o aplicaciones) para dispositivos iOS de Apple.

1. El célebre Edgar Allan Poe (1809-1849) está contenido en la aplicación iPoe, realizada por Play Creatividad, en donde ilustraciones, música e interactividad complementan sus narraciones “El retrato oval”, “El corazón delator” y “La máscara de la muerte roja”. La aplicación pretende acercar al gran autor norteamericano a un público juvenil, proponiendo una ambientación de estilo gótico, donde no faltan tumbas ni cuervos. La interactividad que ofrece, sin embargo, resultará muy básica para quienes estén familiarizados con aplicaciones más veloces y trepidantes que permiten la interacción entre múltiples usuarios en forma simultánea.

El iPoe ofrece versiones escritas y narradas de los cuentos citados en idiomas español, inglés y francés. También incluye un portafolio de los bocetos de los dibujos realizados por David García para esta publicación.

2. Conaculta y el Fondo de Cultura Económica, de México, han realizado una aplicación gratuita que tiene como eje el poema Blanco, de Octavio Paz (
1914-1998). La “app” contiene el poema completo, con su singular composición tipográfica, además de una bien escogida colección de comentarios, ensayos, partituras musicales, bibliografía y fotografías. Integra una selección de ediciones del libro y de otras obras esenciales para la comprensión del poema de Paz, entre las que se encuentra una versión facsimilar de “Un tiro de dados jamás abolirá el azar” (1897), del puño y letra de Stéphane Mallarmé. Otra de sus secciones presenta comentarios en video, incluyendo una conversación entre Ramón Xirau, Diego García Elío y Eliot Weinberger.

Esta aplicación no solo permite aproximase al poema desde muchos ángulos, sino que lo convierte en un nuevo tipo de “libro-objeto”. La edición es limpia, minimalista e intuitiva. El usuario no necesita instructivos para adentrarse en la lectura. La curaduría de este paquete estuvo a cargo de Marie-José Paz, la viuda del poeta, y de Enrico Mario Santí. Me atrevo a decir que esta herramienta electrónica hizo posible, por fin, la ambición de Paz de que su poema se leyera “como una sucesión de signos en una página única”. Una “app” como esta permite vislumbrar las maravillas por venir en el mundo del libro.

3. Las obras de Stan Lee y Jack Kirby, autores de la saga Los vengadores (The Avengers), recientemente llevada al cine, ya se encuentran vaciadas en una extensa oferta de “apps” que evocan el estilo de los “paquines”. Para el caso, el paquín electrónico “Iron Men: Mark VII”, publicado por Loud Crow Interactive, ofrece al lector-usuario una serie de mandos que permiten escuchar la narración y los sonidos de los fieros combates que libra Tony Stark (verdadero nombre de Iron Man) en las montañas de Afganistán.

La era digital está moldeando el presente y el futuro de los libros. Michael Agresta, en su artículo “¿Qué será del libro de papel?”, publicado en Slate, sostiene que el paso de los libros a la era digital, si bien ha sido relativamente lento, es inevitable. Agrega: “En muchos sentidos, esta es una buena noticia”. Como lo prueban los tres ejemplos aquí presentados, las nuevas tecnologías “darán lugar a posibilidades poéticas, retóricas y narrativas inimaginables”. La cultura literaria, que por siglos se ha definido a través de los libros de papel, ya no volverá a ser la de antes.

(Publicado en La Prensa Gráfica, 7 de junio de 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada