miércoles, junio 24, 2009

El sueño de Mariana

María Tenorio

Mariana es una jovencita de menos de veinte años. Su belleza la ha vuelto una figura popular. Se ha convertido en la modelo más exitosa de la compañía ClonDreams de Puerto Baar, la ciudad "más moderna y espléndida de todas cuanto el mundo conoce". Los clones de esta chica caminan por los megaedificios, satisfaciendo a quien pueda pagar por tener consigo a una "hermosa muchacha común y corriente" de cabello y ojos negros. Gracias al próspero contrato de clonación, ella se ha mudado desde la zona pobre a la más rica de la urbe y, sin embargo, se siente sola e infeliz.

La clonación como práctica comercial en una ciudad fragmentada en dos mundos es el tema de El sueño de Mariana, novela de Jorge Galán, publicada por la editorial F&G de Guatemala en 2008. Este texto de ciencia ficción o literatura de anticipación plantea, sin sacrificar la fluidez del relato, preocupaciones éticas sobre asuntos como la marginación social o la pérdida de la individualidad en un mundo globalizado.

La novela propone un futuro sin esperanza para los muchos: la creación de eficientes unidades robóticas dejaría sin empleo a grandes masas de trabajadores. Estos vivirían en territorios circulares de las afueras de las ciudades, donde la prosperidad tendría prohibido el paso. Los afortunados habitantes de las zonas desarrolladas o megaedificios disfrutarían, por el contrario, de parques de bonsáis, cielos azules, comidas delicadas, ambientes inmaculadamente limpios, viajes a la estratósfera o a Marte, y todas las comodidades que ofrecería la tecnología.

El autor de esta novela, nacido en San Salvador en 1973, cuenta en su haber varios libros de poesía y de narrativa. Ha sido laureado con distintos premios nacionales e internacionales entre los que destaca el Adonáis de poesía (Rialp, Madrid) en 2006, año en que El sueño de Mariana mereció el premio nacional de novela. Actualmente Jorge Galán es editor en jefe de la gubernamental Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI).

No puedo sino recordar, al leer El sueño de Mariana, a otros salvadoreños que han aportado al género de la ciencia ficción como Hugo Lindo, con su colección de relatos Espejos paralelos (1974) y Álvaro Menén Desleal, con sus Tres novelas cortas y poco ejemplares (2000). Mientras estos tenían como fondo histórico las preocupaciones de la guerra fría, con sus amenazas de invasión y destrucción; Galán construye literatura desde sus reflexiones sobre la globalización. Los viajes a otros planetas y los avances tecnológicos, sin embargo, persisten en estos tres escritores hermanándolos en el género.

Ilustración: La servilleta auto-operativa, de Rube Goldberg

5 comentarios:

  1. Yo leí en 2007 el libro de Jorge Galán y me gustó mucho, pero no pude evitar pensar que a Jorge le impactó mucho "Neuromante" y otras historias de William Gibson (EE.UU.) o sea Ciberpunk... de hecho él lo ha dicho. Por otra parte la ciencia ficción de Hugo Lindo no me gusta del todo, porque sus cuentos en "Espejos paralelos" son más bien bocetos de ideas, que quizás ahora pudieran reescribirse mejor. Y su contexto por supuesto era la Guerra Fría, la igual que los de Álvaro Menéndez Leal...bueno, es que a mí me gusta mucho el sci fi...

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo años de andar buscando espejos paralelos. Lo leí de niño y se me perd
    ió.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Efraín. Aquí una versión digitalizada en línea de Espejos paralelos:
    http://www.scribd.com/full/9521086?access_key=key-2ohqep6u0d7ria44obum

    Saludos, María

    ResponderEliminar
  4. Uy, no funcionó, probá este enlace:

    http://www.scribd.com/doc/9521086/Espejos-paralelos-Hugo-Lindo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:43 p. m.

    De igual manera yo ebuscado espejos paralelos ni idea de que se trata

    ResponderEliminar